Blogia
Meditaciones fantasmagóricas

Pescao

Ayer pesqué.

Nunca había pescado, una vez fui y nos aburrimos de sobremanera mirando un corcho en el agua. Por lo que ya nunca más iba a ir a pescar.

Pero, lo que tienen los pueblos. Estamos cuatro(literal) personas y dos de ellas deciden ir a pescar, a pesar del cielo. Pues me apunto, paso de quedarme viendo la tele otra vez.

Para llegar al sitio había que violar leyes y jugarse la vida, mas la vida en el pueblo sin riesgo es monótona y aburrida. Así que llegamos a la orilla del río, allá donde se separan los cauces, y echamos cañillas a la mer. Sin cebo que fuimos allí encontramos todo lo necesario.

Y de un gusano comenzaron a brotar alburnos. Yo pesqué tres en el poco tiempo que quedaba de luz y mis tutores parejos a mi hazaña.

Recogimos y al llegar al coche comenzó a llover. Perfecto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Rubén -

Y yo estaba con un pie a cada lado de ella

Ya era hora so mardano

Miguelos -

Hay una delgada linea que separa el pescar de hacer el idiota al lado de un río
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres