Blogia
Meditaciones fantasmagóricas

Pasividad absoluta

Algún día de estos en los que paso, a lo mejor, demasiado tiempo en casa, retomo la idea con la que fue creado el blog.

Paso de ser un analista manco y un charlatán porque esto está degenerando demasiado. Tanto, que he escrito ya dos entradas sobre fútbol.

Buscaré cosas más simples como la silla que sujetaba la tele o los libros que sujetaban la mesa para sacar sus runrunes, como ya lo hiciera con unas zapatillas o con un triste trozo de plástico sometido a un ensayo elástico.

Y miedo me da recordar que ando cerca del añito ya con esta ventana al mundo globalizado. Puede que ellos sepan ya demasiado sobre mí, o puede que tenga que seguir escondiendoles cosas.

Ya veremos, o mejor, ya mostraremos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres