Blogia
Meditaciones fantasmagóricas

Matar, asesinar, destruir,

Durante un buen rato solo he pensado en matar, asesinar y destruir. Matar, asesinar y destruir.

Como un robot torturador de los que verán en el futuro. Sin dejar de hacer mi trabajo nunca. Sin un porqué dejar de hacerlo. Había torturables por todas partes. A treinta grados, treinta y dos grados... Por todas partes... terinta y uno... Si una paloma se hubiera encontrado en las inmediaciones de mi pierna izquierda hubiera volado más rápido que nunca.

Solo he pensado en explotar, en salir de mi cuerpo. En abandonar la camisa de fuerza que me impide doblegar el mundo. En escupir fuego. En derribar muros. En ponerme todo verde, todo azul, todo negro y todo rojo... y no estoy hablando de ropa.

Menos mal que andar y conducir han suplido a todas juntas. A parte de trabajar, que hoy, con el trabajo habido- y no poco-, ha sido un alivio( y yo te ailoviu- no puedo parar con este frikismo).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Lameri -

Claro que si! y limpiar por uno mismo, y recoger por uno mismo. Me encanta lo responsable que es usté. caoquesi

Rubén -

Y qué gracia tiene eso? hay que matar por uno mismo

Lameri -

no te veo con mucha cara de matá. Aunque bueno, los tímidos tenéis eso, que sorprendeis! jajajaja (perdóname la bromita esta vez, llevo dos días de mierda total, si eso asesino por ti...)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres