Blogia
Meditaciones fantasmagóricas

Love me do

¿Ayer? No, estuve escuchando los Beatles. Fue lo primero que escuché cuando conseguí desenroscarme de las sábanas. Empecé el día con buen humor, como debe ser.

Menudos figuras, menudos genios. Despertarme así me sentó fenomenal. Y me hizo pensar lo guapo que sería un día beatle.

Si algún grupo de música merece un día, ese, serían ellos.

Un día beatle, todos al parque, a pasarlo bien. Incluso los amargados, al parque también con ellos. Con la opción de echar algún porro o similar. Con la opción de beber. Con la opción de no hacerlo y que nadie te mire mal por lo que hagas. Pero, sobre todo, con la obligación de pasarlo bien.

Hubiera de ser un día grande. Con fiesta todo el mundo. Todo el mundo al parque. Todo el mundo al campo.

Sin tener que coger un coche o autobús con algún destino. A lo sumo una bicicleta- o monociclo en según el caso- que te lleve al parque más cercano. Y allí a pasarlo bien. A pasarlo bien todos.

Hubiera de ser el día más grande.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rubén -

Tampoco es tan malo despertarse con los Doors...

Break on throught...

torbara -

Reconoce que te gusta vivir con Lameri... ¿ves? y no se a que esperamos para montaros un día así... pocos argumentos necesitamos. Y sí, a los primeros que hay que llevarse es a los amargados! pobres de ellos! o nosotros (a veces también lo somos)

Yo te despierto con los Beatles y tu dejándote la alarmita. Bien bien
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres